jueves, 2 de enero de 2014

Llampugas desde la Costa Mallorquina en Octubre

Otra vez por aquí, estrenando año 2014 con una nueva entrada en el blog. Esta vez se trata de dos salidas del mes de octubre del recién terminado 2013, a la búsqueda de llampugas (Coryphaena hippurusdesde costa, ya que en esas semanas era plena temporada en las costas mallorquinas. El año pasado terminé con el casillero de llampugas a cero, por lo que este otoño tenía fijado el objetivo de dar con ellas.

En la primera salida, de mediados de octubre, en una de esas pasadas fugaces que hacen las llampugas, pude enganchar el ejemplar de la foto. Como casi siempre pasa con las llampugas, el hecho de enganchar una y mantenerla en el anzuelo no es tarea fácil. Anteriormente ya se me habían escapado en varias ocasiones y esta vez por fin fue la definitiva. Recuerdo que hasta que quedara prendida, se desclavó 5 o 6 veces (probablemente eran varias llampugas que se quedaron enganchadas), pero cuando van en grupo y quieren atacar, el insistir tiene su premio. La captura fue con un jig con un anzuelo simple en cola y a tope de velocidad haciendo jerks cortos.

Llampuga de octubre engachada con un jig.

En otra salida, esta vez ya de finales de octubre, la mañana empezó bien, capturando un pequeño espet (Sphyraena sphyraenaa pez visto. En uno de los primero lances noté un picada y al sacar el jig del agua vi como dos espets estaban persiguiéndolo. Al siguiente lance, muy corto e intentando que el jig cayera allí donde estaban los espets, conseguí engañar al ejemplar de la foto. Después de unas fotos rápidas y nunca tocándolo con la mano (por la mucosa que lo recubre, hace que sea un pez delicado para C&R [Spinning Costa Brava]), lo devolví al agua con su compañero para que sigan creciendo. 

Espet capturado a pez visto de buena mañana.

Ya más tarde, las llampugas hicieron acto de presencia con una pasada dando botes a lo lejos. Esta vez no hubo suerte ya que estaban lejos, pero al cabo de rato más, en otra pasada paralela a la costa, conseguí enganchar a otro ejemplar de buen porte, ponerlo en seco no sin dificultades y a pulso.

Otra llampuga de buen porte.

Y hasta aquí las llampugas. Desgraciadamente no siempre se puede dar con ellas y cuando las encuentras no se quedan demasiado tiempo al alcance de los señuelos. Son animales muy rápidos y excelentes nadadores que posiblemente recorren decenas de quilómetros al día. Por lo que en salidas de 5 horas, a lo mejor las tienes a la vista durante no más de 5 minutos, más aún si las salidas son en solitario.

Hoy he sacado a pasear un juguete nuevo: Major Craft X-Ride 902ML (2,72m) en 10-30gr, pero ya hablaré de ella en otra entrada... 

Saludos y ¡¡feliz entrada de 2014!!

Andreu Pere
Estira que ve peix!